Togo: Diario de viaje I

Antes de ir a Ghana, cuando estábamos preparando nuestro viaje en España, teníamos en la mente visitar Togo durante un fin de semana. Aflao, el pueblo donde realizamos nuestros voluntariado, está a apenas 15 minutos de la frontera con Togo. Lo único que nos echaba para atrás, era el coste de la excursión organizada con la ONG, pero finalmente llegamos a un acuerdo de gestionar nosotros los gastos.

Así que el sábado 21 de julio, a las 6.30 a.m. ya estábamos listos, esperando a nuestro coordinador en nuestro Danzing (el cruce que usábamos como punto de encuentro). Después de un rato de espera -la puntualidad no es un fuerte en la región-, cogimos un taxi hasta la frontera (por menos de 1€) y nos adentramos en la aduana. Conseguir nuestro visado fue más fácil de lo que esperamos y además, nos costó mucho menos de lo que creíamos (nos habían dicho que eran 50€/pers y resultaron ser 15€/pers).

Cambio para el fin de semana: equivalente a 150€

¡Salimos hacia Kpalimé!

Tras cruzar, lo primero que hicimos fue cambiar dinero para el fin de semana. Después de una fuerte discusión con un par de tima-turistas, encontramos un hombre que nos hizo un cambio razonable. Ya estábamos listos para empezar a disfrutar nuestro fin de semana en Togo, en la región selvática de Kpalimé. Nos reunimos con nuestro «acompañante», el sr. Komi, el coordinador de la ONG en Togo y con el que iba a ser nuestro conductor y guía, Acchou, y emprendimos camino en nuestro viaje Opel Vectra rojo. Kpalimé está a unas dos horas de Lomé, ciudad que cruzamos en nuestro camino, ya que está al lado de la frontera.

Casa tradicional donde vimos cómo se prepara el licor de palma

Nuestro guía resultó ser la mar de apañado, conocía perfectamente la cultura local y negociaba en todos los retenes policiales para evitar el pago de «comisiones» -algo muy habitual en muchos países de la zona-. En el camino, hicimos un par de paradas para ver árboles frutales -Togo vive de la agricultura- y entramos a una casa privada a que nos explicaran como se hace el licor de palma.

Pic d’Agou

Monte Pic d’Agou

Después de pagar la tarifa de entrada al parque del Pic d’Agou, la montaña más alta de Togo con 960m de altitud, iniciamos la subida. Aunque se suele hacer la excursión a pie, nosotros subimos con el coche hasta la cima por cuestión de tiempo. El camino estuvo asfaltado en su día, pero las intensas lluvias de la zona -que también había ese día- han hecho que el camino sea un auténtico barrizal.

El tiempo no nos sonreía mucho desde nuestra llegada y la niebla se iba volviendo más espesa conforme subíamos. Veinte minutos después, ya estábamos en la parte alta, dando un agradable paseo entre la vegetación selvática.

Pic d’Agou

Camino de subida, Pic d’Agou

En el «pico», -una llanura más bien-, hay cultivos y las antenas de la radio nacional del país. Además, hay dos monolitos que indican en punto más alto de la montaña. El primero fue establecido por los alemanes y el segundo por los franceses. Después de pasear un rato y almorzar unas bananas, emprendimos el camino de vuelta hacia la ciudad de Kpalimé. Esta ciudad es la capital de la región y tiene una población de unos 75000 habitantes.

Cuando llegamos ya era la 1 p.m., así que buscamos un lugar para comer. Fuimos a uno de los mercados de la ciudad, donde siempre hay puestos que preparan comida casera (baratísimos) y cuentan con un par de bancos y mesas para que puedas comer. Eso sí, nosotros intentábamos evitar las carnes y las salsas porque pican mucho, muchísimo. No hemos probado nada igual, de verdad. Y eso que los locales comen casi siempre sin bebida. Así que nuestra comida en puestos callejeros solía ser alguna mezcla de spaguettis, arroz, tomate y huevo duro y estaba ¡muy bueno! (Dejando a un lado el picante y con botella de agua en la mano)

Alrededores del mercado de Kpalimé, donde comimos

Cascada Wome

Una vez que todo el equipo ya había recuperado energías, recogimos a un amigo del coordinador que también nos iba a acompañar a nuestro siguiente punto: la Cascada Wome. El camino hasta allí fue mucho más complejo. La carretera (luego camino) está en un estado bastante malo con algunos agujeros enormes. No obstante, para el que va un día, esto forma parte de la aventura y la Cascada Wome merece mucho, mucho la pena.

Escaleras de bajada a la Catarata Wome

Alrededores Cascada Wome

Después de algo más de una hora de trayecto, por fin aparcamos el coche para emprender el camino a través de la selva. Para llegar a la catarata hay que caminar algo más de 15 minutos parte por escaleras (peligrosas si ha llovido; hay unos 150 escalones), parte en llano. La carretera desde Kpalimé, la precariedad del camino y la preservación de la naturaleza en la zona, hacen de la Cascada Wome un espacio virgen apenas visitado y que conserva completamente su encanto natural. ¡Nos encantó!

Cascada Wome

Cascada Wome

Para llegar hasta la cascada, hay que conocer muy bien el terreno. Así que nuestra visita fue posible gracias a nuestro súper guía. ¡Te explicamos más en los datos prácticos más abajo! 👇

Antes de que pusiera el sol emprendimos el camino de vuelta para llegar a nuestro alojamiento y buscar algún sitio donde cenar en Kpalimé. Íbamos a estar pocas horas en Togo, pero lo cierto es que aprovechamos totalmente el tiempo. Optamos por no visitar Lomé -como ciudad africana conocimos Accra- y así disfrutar más de la naturaleza, que es lo que más nos gusta. 💚

Alrededores Cascada Wome

Cascada Wome

El camino de vuelta se nos hizo un poco más llevadero por la bajada de temperatura con la puesta de sol. Aunque el día no fue muy soleado, la humedad genera una sensación de calor tremenda. Por lo que tras la caída del sol, la temperatura baja bastante rápido. Llegamos a nuestro alojamiento, una habitación muy sencilla con una cama y escritorio, baño privado, todo muy limpio, y por tanto sólo 15€ los dos. Nos dimos una merecida ducha y nos fuimos en busca de nuestra -picante- cena.

Cena y vida nocturna

Cenamos en un pequeño local con comida casera especializado en fufu, el plato más típico de la cocina togolesa -y ghanesa-. Es una mezcla hecha con patata y agua -aunque también puede ser de boniato o yuca- que se acompaña por carnes y fuertes salsas. Por supuesto se come con las manos tratando de coger el máximo de salsa y acompañamiento, una técnica para la que se necesita práctica y habilidad. Es un plato muy nutritivo, aunque bastante pesado para nuestro tipo de dieta. ¡¡Y cómo pica!! Pero vamos, relación calidad-precio, los restaurantes locales togoleses son la mejor opción.

Cena típica local: fufu con carnes

Por la noche, dimos una vuelta con nuestros dos acompañantes para descubrir la vida nocturna de la zona. Nos sorprendió mucho lo animado que estaba todo sobre las 10 p.m., nada que ver con nuestra zona en Ghana. Había muchísima gente en la calle, comiendo, bebiendo, bailando, viendo la televisión, etc. Un ambiente muy agradable, la verdad. Antes de volver al hotel, un señor se ofreció a enseñarnos su negocio de plantero. En su terreno, cultivaba un montón de productos agrícolas para su venta posterior; ya que la economía de Togo se basa en gran parte en la agricultura.

Tras esto, dimos por acabado nuestro día, volvimos al hotel y caímos rendidos después de un día tan intenso. En el próximo post os contaremos que hicimos en nuestro segundo día en Togo.

Pic d’Agou

Datos prácticos

  • Pic d’Agou
    • Coste entrada (pago a la Prefectura de Turismo): 5500F (8,3€)
    • Ascenso: es posible hacer el ascenso en coche aunque el carretera está en mal estado.
    • También es posible subir haciendo senderismo (se tarda entre 3 y 4 horas). Durante la mayor parte del camino, se utiliza el mismo camino que los coches, a excepción del final.
    • Desde la parte alta es posible saltar en parapente
    • En los días claros, las vistas alcanzan hasta la ciudad de Lomé

  • Cascada Wome
    • Coste entrada (pago Prefectura de Turismo): 5000F entrada general + 100F por persona = 7000F (10,7€)
    • Tiempo ruta desde Kpalimé: 1,5 horas
    • Es posible llegar en coche o en moto, aunque la carretera está en muy mal estado, especialmente al final.
    • En el último tramo hay una bifurcación (sin señales), hay que seguir por la izquierda. (Lo decimos por experiencia 😂; a la derecha se llega a plantaciones, muy bonitas, por cierto).

  • Generales:
    • Próximamente intentaremos compartir un post más detallado sobre el clima, la moneda, qué visitar, cómo moverse y otros detalles. Si tienes cualquier duda, ¡pregúntanos sin problemas!
    • De todos modos, lo más importante: si vas a moverte por cualquier zona rural, contrata un conductor privado. Apenas existen opciones en transporte público y en la mayoría de carreteras hay «peajes«, donde la policía suele pedir dinero, especialmente a europeos. Así que, ¡busca un conductor que conozca bien la zona!

Pic d’Agou

Si tenéis alguna pregunta o curiosidad, no dudéis en escribirnos. Y si queréis saber más, seguidnos la pista en Instagram y en el resto de RRSS que tenéis en los banners. ¡Os estamos esperando!

¡Feliz semana a todxs!

Ah, y suscríbete a nuestra newsletter y entérate el primero de todas las novedades (viene con guía de organización de viaje de regalo).

Fotos y texto por Viajando me encontré

🌍¡Organiza tu viaje al mejor precio!👇

↠ ¿Todavía sin vuelo? Encuentra las mejores ofertas AQUÍ

↠ ¿Quieres un 5% de descuento en tu seguro de viaje MONDO? Clic AQUÍ

↠ ¿Necesitas coche de alquiler? Compara precios AQUÍ

↠ ¿Quieres alojarte en un apartamento? AQUÍ tienes un descuento de 25€

↠ Encuentra excursiones, tours y traslados por todo el mundo AQUÍ

↠ ¿Buscas la guía perfecta para tu viaje a Togo? Las mejores ofertas están AQUÍ

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.