Lo mejor de Bali: qué ver y qué hacer

Hoy os traemos un nuevo post dando un salto a un nuevo continente, ¡Asia! Si eres de los que todavía no has estado pero te gustaría viajar y conocer la cultura de Indonesia, Bali es una de las mejores opciones para una primera toma de contacto. La isla de Bali se ha convertido en un gran atractivo turístico, por su buen clima todo el año y las grandes posibilidades que ofrece tanto culturales como de ocio a muy bajos precios.

¿Cómo llegar?

El aeropuerto de Bali, Ngurah Rai, se encuentra en la parte sur de la isla, a 40 minutos en coche de Denpasar, su capital. La primera forma más cómoda para llegar a vuestro alojamiento es coger un taxi. Dependiendo de la distancia, lo mejor de todo es fijar el precio antes con el conductor (no os olvidéis de regatear). Aproximadamente un trayecto del aeropuerto a Ubud son 300k Rupias Indonesias (IDR), lo que equivale a unos 18 euros.

 

¿Cómo moverse?

Existen varias posibilidades dependiendo principalmente del número de personas que vayáis y de las distancias; para grupos grandes lo mejor es alquilar un coche con conductor, y fijar el precio por horas o por días. En nuestro caso, cogimos un coche-furgoneta para 7 personas, y pagamos 7 euros por persona por 12 horas al día. También podéis coger las excursiones por separado sí os encaja más este plan. Para trayectos cortos y sobre todo si os quedáis por la parte más turística de la isla (Seminyak, Kuta) merece más la pena alquilar moto, por 4 euros al día más o menos, y sobre todo por la cantidad de tráfico que hay, ya que en el coche os podéis pasar horas para avanzar unos pocos kilómetros… así que ¡es importante sumarle a las distancias un poco más de tiempo por todos los atascos que se forman!

 

¿Dónde alojarse?

Bali tiene infinidad de posibilidades: nosotros al ser un grupo grande decidimos alquilar una maravillosa villa cerca de Ubud con piscina privada (15€ aprox p/p y noche).  También existen otras villas diseñadas con un ambiente más romántico si viajáis en pareja o resorts a bajos precios. Si buscais algo más low cost, hay hostales muy baratos  (por unos 6€ p/p. con desayuno incluido).

 

¿Qué visitar?

Nosotros os proponemos un itinerario de 6 días más ligado a la parte cultural, alejado de la zona más turística de la isla. Bali es conocido por la cantidad de templos que esconde; cada familia tiene su propio templo en casa y cada día hacen ofrendas a los dioses a modo de pequeños cuencos con flores e incienso. La población balinesa es muy creyente, siendo la mayoría religiosa el hinduísmo, pero también existen una pequeña comunidad musulmana, cristiana y budista.

La entrada a cada templo suele ser de 15k rupias, (1 euro aprox), aunque en los más turísticos aumentan el precio a los 30k-60k. Para entrar a la mayoría de los templos es necesario cubrirse las piernas con un pareo que se llama sarong. Si no tenéis no os preocupéis, ya que en cada templo te prestan uno. Dentro de nuestro ranking de templos se encuentran los siguientes: Luhur Uluwatu: situado al sur, es uno de los más grandes ya que se extiende a modo de muralla en un acantilado al borde del mar, con unas vistas preciosas. Eso sí, ¡cuidado con los monos! Tienen tendencia a robar gafas de sol y sandalias.

Taman Tirta Gangga: uno de nuestros preferidos. Parecido a un jardín con un lago en el que podéis demostrar vuestro equilibrio caminando por las pequeñas plataformas.

Tanah Lot: situado también en la costa, en la parte suroeste de la isla. El templo en sí se encuentra sólo accesible cuando la marea está baja, porque forma una pequeña península. Pura Lempuyang: es un templo más alejado en la parte noreste, sin embargo, merece la pena llegar hasta allí por las vistas de las dos puertas típicas del templo enmarcando el volcán a lo lejos. Además tiene un recorrido de 2 a 4 horas para ver una serie de templos más pequeños, en plena naturaleza.

Pura Tirta Empul: este templo es muy popular por su agua que los balineses consideran bendita, así que podéis disfrutar de un purificante y refrescante baño.

Goa Gajah (Cueva del Elefante): una espectacular figura de un elefante tallado en roca da paso a una cueva que esconde la figura de la diosa Ganesha. Pura Kehen: situado entre palmeras lo que más nos gustó fueron las escaleras para llegar hasta él. Están decoradas con figuras en piedra a ambos lados, donde se hacen ofrendas de frutas y tienen lugar bailes típicos.

Pura Taman Saraswati: en la ciudad de Ubud se encuentra este pequeño, pero precioso, complejo. Cuenta con un lago con nenúfares que se interrumpe por una pasarela que te lleva hasta el templo.

Pura Gunung Kawi: pasando por unas calles llenas de puestos con souvenirs típicos y bajando unas empinadas escaleras llegas hasta el templo, ubicado en el cauce del río, rodeado de plantaciones de arroz y palmeras, por lo que el entorno es idílico.

Ulun Danu Bratan: situado en el lago Bratan, ofrece unas impresionantes vistas del propio lago y de las montañas de alrededor.

Madre de Besakih: hemos de decir que a pesar de ser uno de los más grandes, compuesto por 22 templos, decidimos saltárnoslo porque escuchamos malas opiniones sobre todo lo que se aprovechaban del turismo.Pero si váis, ¡no dudéis en escribirnos sobre lo que os ha parecido! Goa Lawah: templo pequeño pero distinto al resto por su cueva repleta de murciélagos. Taman Ayun: no se puede acceder al interior del templo ya que está rodeado por un foso con agua, pero la vista desde el exterior merece la visita. Si queréis ver la realidad de las familias balinesas, os podéis acercar a una aldea tradicional, aunque es verdad que cada vez se están preparando más para el turismo. Las puertas de estas casas marcan el nivel de riqueza de la familia, así como el número de familiares y fallecidos.

Una parte que no os podéis perder es la excursión al volcán Batur para ver el amanecer. Nosotros cogimos el tour con una excursión organizada porque se necesita un guía local para subir al volcán. Fue una de las cosas más caras, pero aún así pagamos 17 euros por persona (con transporte desde el alojamiento y dos desayunos). Nos recogieron a las 2 de la mañana y tardamos en subir unas 3 horas aproximadamente(1717m), pero las vistas merecieron muchísimo la pena. Durante todo el camino por la noche se veían ríos de personas subiendo con las linternas, y la verdad que la imagen con el pueblo y el lago de fondo era preciosa.

Una parada imprescindible son los arrozales. En nuestro caso, visitamos unos de los más grandes en Tegalalang. Una serie de terrazas escalonadas en las que los balineses trabajan el arroz con un cuidado impresionante, resultando un paisaje verde maravilloso. Si os apetece verlos tranquilos, intentad id pronto por la mañana y ¡podréis hacer fotos tan maravillosas como esta!

Otro de los destinos más top del viaje es el Monkey Forest, el bosque de los monos, en el que se encuentran un cementerio y varios templos custodiados por los monos, así que cuidado con ellos porque a pesar de su adorable apariencia son bastante agresivos (Consejo importante: no mirarles directamente a los ojos). El precio es de 60k (3.60 euros).

Si queréis experimentar la parte de más naturaleza de la isla, os recomendamos unas caminatas hasta las cascadas, como las de GitGit, donde podéis daros un refrescante baño para soportar el pegajoso calor.

También existen mercados tradicionales, donde venden todo tipo de souvenirs y artesanía, como el de la ciudad de Ubud. Si sois aficionados al surf, Bali es también un destino estrella para eso, ya que cuenta con infinidad de playas, en las que alquilar las tablas de surf es mucho más barato. Cerca de Bali, en la parte este, se encuentran unas pequeñas islas de aguas cristalinas en las que se puede hacer snorkel como Nusa Penida y las islas Gili. Hay servicios de ferry directos, pero si váis es recomendable pasar al menos dos días para aprovechar el trayecto.

Comida y bebida

Existen lugares más turísticos, como clubs de playa, en los que puedes comer y disfrutar de unas copas en la terraza o en la piscina con vistas directas al mar como el Potato Head, Finns, etc. Pero si queréis probar la comida tradicional balinesa no tenéis más que ir a cualquier pequeño restaurante local que encontréis por el camino, alejado del turismo, donde los precios son muy bajos: un plato por lo general son 30-40k (2.5 €). Suele llevar bastante picante, así que si no sois un gran fan mejor avisadlo antes… y respecto a la bebida es muy importante que sólo sea embotellada, ¡nada de agua del grifo! Y hasta aquí el primer post de Bali. Esperemos que este post os haya gustado y os hayan entrado ganas de visitar este maravilloso lugar. Si tenéis alguna pregunta o curiosidad, no dudéis en escribirnos. Y si queréis saber más, seguidnos la pista en Instagram y en el resto de RRSS que tenéis en los banners. ¡Os estamos esperando!

¡Feliz semana a todxs!

 

PD: Suscríbete a nuestra newsletter y entérate el primero de todas las novedades (viene con guía de organización de viaje de regalo).

Fotos y texto por Laura M.
[Colaboración]

🌍¡Organiza tu viaje al mejor precio!👇 

↠ ¿Todavía sin vuelo? Encuentra las mejores ofertas AQUÍ

↠ ¿Quieres un 5% de descuento en tu seguro de viaje MONDO? Clic AQUÍ

↠ ¿Necesitas coche de alquiler? Compara precios AQUÍ

↠ ¿Quieres alojarte en un apartamento? AQUÍ tienes un descuento de 25€

↠ Encuentra excursiones, tours y traslados por todo el mundo AQUÍ

↠ ¿Buscas la guía perfecta para tu viaje a Bali? Las mejores ofertas están AQUÍ

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.