TÚ, MUJER

Tú, mujer. Recuérdate.

Recuerda tu valor, tu capacidad, tu poder. Recuerda lo que te mueve, tus sueños y tus miedos. Recuerda que te has construido a ti misma. Recuerda que tus posibilidades no las debe condicionar tu sexo.

Que tienes derecho a ser tratada igual, a no ser considerada débil y vulnerable, a aspirar a los mismos trabajos que los demás y con las mismas condiciones, a no ser cuestionada, a ser escuchada, a poder caminar tranquila, a poder viajar sola y libre, sin miedos. Recuerda que todo esto no se ha logrado en una noche, que hubo muchas antes que lucharon para que hoy podamos estar aquí.

Hoy y todos los días del año. Por ti y por las que vendrán, por las que lo hicieron antes que tú y por las que ya no podrán hacerlo.

Recuérdate, mujer.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.